RODAJE TRES AMIGOS

Tres amigos

Fabuloso recuerdo del rodaje de TRES AMIGOS, la ópera prima de Marcos del Pozo y Pablo Baquedano. TFG en la UNAV para el equipo.

También están el resto de la banda…

Sonia, de caracterización, me pareció una artista. Aún llevo clavado en mi mente ese sacacorchos ¡por Dios!

María, la reina de la brocha y el pincel, capaz de sacar un malote de leyenda. Y vaya mano para la pasta…mejor que la de Walter, mi jefe.

Blanca, «the atomic ant». Curranta infatigable, atenta a los detalles más mínimos, siempre dispuesta, en su sitio, para que todo salga perfecto…una joya.

Itziar, oir su nombre me «produce» dar un salto de alegría. Saber que siempre puedes contar con alguien que te resuelve cualquier problema, es muy importante en cualquier producción, da igual el tipo o el presupuesto que se maneje. Gracias por tu eterna sonrisa.

Celia y Beñat, «the Sound machine» sin ellos este sueño, simplemente no hubiera sonado. Beñat, serio pero entrañable, y campeón de pertiga de la UNAV… Y de Celia que decir, buscadora metódica e infatigable del sonido perfecto, pero inigualable al que nos regaló a todos, y que aun perdura impreso en mi recuerdo: el bello sonido de su risa infinita.

Ángel, el hombre de las mil soluciones, la mirada de niño travieso y la voz profunda. Haciendo honor a tu nombre, nos salvaste…

Y bueno, que decir de Pablo y de Marcos. Sin ellos este proyecto no se hubiera hecho realidad. No tengo más que palabras de agradecimiento para ellos desde el día que me comunicaron que contaban con mis servicios.
Gracias por escuchar cada nota de voz, por leer cada mensaje de WhatsApp, por contestar siempre y por darme la oportunidad de crear un Sr. Express muy personal. Un hijoputa de leyenda…¡Sí Señor!

Y a mis «tres amigos» Pedro Madrid, Javier Orán y Álvaro Cañaveras les deseo lo mejor. A pesar de la puta guerra que me disteis, de «acá pa’ ya» en la N-121…os librásteis de una muerte segura y dolorosa, si no llega a ser porque aquella noche había quedado con Laura…

Gracias a todos por vuestra paciencia y trabajo.

Fue un placer compartir esa parte del camino con vosotros. Espero que la vida nos vuelva a juntar, una no, muchas veces. Pero de no ser así, me llevé lo mejor de todos vosotros… lo bien que me tratasteis. Me hicisteis sentir, sencillamente…. como una estrella.

 

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *